sábado, diciembre 16, 2006

artesanías

F. hace artesanías y las vende en una feria que también es artesanal, cerca de Bilbao con Tomás Moro. Parece que hace joyas, pero eso no me lo dijo. Me acuerdo de S., que hace anillos, aros y colgantes de plata y oro, a un poco más de tres mil kilómetros de mi casa (y también los hacía a principio de año cuando vino por unos meses). F. es estudiante de algo con arte, S. es artesana-artesana y de la ingeniería civil que empezó a estudiar queda apenas un diferencial. También estoy yo, que llevo toda la tarde haciendo artesanía sonora: inventándome técnicas para que la grabación suene como yo quiero que suene, y comunique algo así como una cosquillita o un tirón en la guata, misma cosa que F. y S. hacen con agujas y con plumas de pájaros colorinches.
La tarde está fresca y yo en el patio interrumpo una artesanía para iniciar otra, carezco de un plan y por eso no soy verdaderamento un artista o artisto, sino apenas un artesano que escribe textos y canciones. No exactamente al mismo tiempo, pero casi.

5 comentarios:

c. dijo...

gracias por la canción... nunca la había escuchado... qué linda es... me acordé de otra canción linda que habla de un país donde nunca llueve y sin embargo, él le dice a ella que le traerá lluvia de ese país... gracias y saludos, c.

Andrés dijo...

Te escribo nada que ver con el post. Hoy fui a la misa del San Ignacio y vi a Nicolás, pensé que estarías ahí pero no te ví. Me fui rápido porque me da pena la Navidad y no quería sentirme en navidad. Bueno, llegué y me acordé de una navidad que no fue triste, sino la raja, me regalaste un disco de Virgo y en un acto de generosidad brígido nos acarreaste a mi mamá y a mi con toda tu familia a la casa de mis tíos.

En fin,

Feliz Navidad para ti y tu familia.

Andrés.

Anónimo dijo...

Muchas veces te escribí pedante; pero ahora veo que esa no es la plabra; es más bien ARROGANTE

Marcelo dijo...

no buscaba una definición de mí mismo, pero ya que tú te atreves, la acepto con mucho cariño. :)

oye, y ¿puedo hacerte una pregunta?...¿qué te pasa a tí con esto de que yo sea arrogante o pedante?, ¿qué sientes al respecto?, ¿qué te sigue trayendo a buscar y buscar la manera de definir mi gran defecto de soberbia?

Si quieres respondes aquí mismo, si hay mucho pudor, o también me puedes enviar un mail. Una llamadita telefónica o una visita a la capital no estaría nada mal.

Un abrazo,

O.

c. dijo...

me dio miedo no más, no fue un miedo concreto sino general y pavoroso, todo me dio miedo, su mano golpeando con fuerza, su cara tan cerca de mi cara... en fin, gracias y saludos añonuevísticos también para ti, c.